El actor español Antonio Banderas reveló en rueda de prensa, tras ser condecorado con la Biznaga de Oro honorífica en el Festival de Cine de Málaga, que en enero sufrió un ataque al corazón.

Fue el 26 de enero, pero tuve mucha suerte, fue benigno y no ha dejado daños en la patata, como dice mi hermano. Me sometí a una intervención en la que se me implantaron tres stents en las arterias coronarias. Y como sufría arritmias desde hace tiempo, de ‘motu proprio’ me sometí a una termoablación, pero no ha sido tan dramático como se ha escrito“, aseguró.

Banderas informó que se encuentra “muy bien, con ganas de volver a trabajar”, e hizo un mea culpa reconociendo que le dio “una paliza importante” a su corazón en los últimos 37 años.

“Me fui de aquí con 19 años montado en mi corazón, trabajé apoyándome en ese corazón, me fui a EEUU tirando de ese corazón, y en enero ese corazón me dijo hasta aquí hemos llegado, y me dio un infarto”, dijo el actor.