La Asociación de Defensores Públicos respaldó el interrogatorio y contrainterrogatorio a Nabila Rifo realizado el viernes por Ricardo Flores, representante del acusado Mauricio Ortega Ruiz, en el cual el abogado le preguntó a la víctima si había tenido relaciones sexuales anales o vaginales.

Este tipo de preguntas sobre la vida íntima provocó molestia tanto en la víctima como en las redes sociales, razón por la cual el organismo decidió emitir un comunicado.

La Asociación de Defensores Públicos sostuvo que “las líneas del interrogatorio o contrainterrogatorio pueden dirigirse a hechos privados, (que en otro contexto no tendrían relevancia) de acuerdo a la teoría del caso de cada una de las partes o a información introducida al juicio por declaraciones de testigos o peritos”.

“El rol de la Defensoría Penal Pública es proporcionar defensa penal de alta calidad profesional a las personas que carezcan de abogado por cualquier circunstancia, velando por la igualdad ante la ley, por el debido proceso y actuando con profundo respeto por la dignidad humana de nuestros representados”, agregó el organismo.