El Sindicato N°1 de Minera Escondida puso fin este jueves a la huelga acogiéndose al artículo 369 del Código del Trabajo, que les permite prorrogar por 18 meses la vigencia del convenio que acaba de vencer.

Tras 43 días de paralización, la más larga en la historia de la gran minería chilena, ambas partes no lograron llegar a un acuerdo y la empresa dio por terminadas las negociaciones.

De esta forma, los trabajadores mantendrán las condiciones actuales de su contrato, aunque no tendrán derecho a un bono de término de conflicto ni a un reajuste en sus remuneraciones.

Se estima que retomarán sus funciones el sábado.