La alegría llegó en la agonía para Colombia. La selección que dirige Néstor Pékerman derrotó por la cuenta mínima a Bolivia, consiguiendo un triunfo que les sirve para meterse en zona de clasificación directa al Mundial de Rusia 2018, desplazando a Chile al repechaje.

Sabiendo que una victoria como local les daría los puntos necesarios para sobrepasar a la Roja y a Argentina en la tabla, los cafetaleros saltaron al gramado del Metropolitano de Barranquilla con la convicción de golpear de entrada. Y pudieron conseguirlo mediante Luis Muriel y Andrés Mateus, pero ambos se encontraron con la tremenda resistencia del portero Carlos Lampe.

Además, los altiplánicos fueron inteligentes y plantearon un esquema defensivo, intentando contragolpear con Marcelo “Moreno” Martins, quien tuvo la ingrata tarea de luchar en solitario con la defensa colombiana.

Los abrazos llegarían a los 82 minutos para los locales, luego que el árbitro cobrara un dudoso penal sobre Juan Guillermo Cuadrado. Así, James Rodríguez remató desde los doce pasos, y pese a que Lampe lo atajó, el hombre del Real Madrid marcó de rebote y selló la victoria.

Con este resultado, Colombia subió al tercer lugar de las clasificatorias sudamericanas, con 21 puntos, a la espera de lo que suceda en el resto de la fecha.