Gran expectación ha causado una ballena muerta, de aproximadamente 16 metros, que varó este jueves en la comuna de Pelluhue, en la Región del Maule.

“Se prevé que estaba por ahí flotando y llegó a la costa con un estado de descomposición, y nosotros inmediatamente enviamos un equipo a realizar las muestras respectivas para los análisis de laboratorio”, explicó el director regional de Sernapesca, Carlos Cerda.

Los exámenes tienen por objetivo determinar la causa de muerte, el tiempo que lleva en esa condición y para descartar otro tipo de anomalías.

La especie además presenta una gran protuberancia en la parte superior. Cerda comentó que “correspondería a la lengua que se desplaza. Inicialmente pensamos que era una zona con algún gas y eso es riesgoso, pero se pudo verificar que corresponde a la lengua”.

El director de Sernapesca agregó que “presumiblemente se trate de una ballena Sei”, una especie poco vista.

Este tipo de cetáceos presentan una aleta dorsal bastante encorvada, ubicándose más adelante que en otras especies, se alimenta principalmente de krill, pero puede comer calamares y peces de hasta 30 centímetros y es una de las más rápidas entre las ballenas, nadando a velocidades de 50 kilómetros por hora.

Esta ballena está presente en todos los océanos del mundo, especialmente en latitudes medias, y, según estudios, se reconocen tres stocks poblacionales en el Atlántico Norte, Pacífico Norte y Antártica.

Desde la Seremi de Salud indicaron que inspeccionaron el lugar y aseguraron que no existe riesgo sanitario, debido a que el cetáceo no se encuentra cercano a los habitantes.

La Armada, pescadores de la localidad, Sernapesca y la Municipalidad de Pelluhue se encuentran en la playa para buscar una solución respecto de qué hacer con el cuerpo del animal y, tal como en otras ocasiones, se barajan dos opciones: enterrarla o llevarla a mar adentro.