Encontrar pelos de las mascotas en la ropa o en los lugares más increíbles de la casa es un panorama habitual para quienes comparten su vida con algún perro o gato. Pero, ¿por qué pierden parte de su pelaje nuestros compañeros de cuatro patas?

Los animales pasan por un proceso natural que realiza su organismo para renovar su pelaje, por lo que es común que en ciertas épocas comiencen a perder más pelos de lo habitual.

El médico veterinario de Laboratorio Drag Pharma, Patricio Moreno, explica que entre las diferentes causas, las más habituales son la pelecha, donde el pelaje se prepara para los cambios de estaciones, y debido a eventos patológicos que provocan inflamación de la piel o debilitamiento del folículo piloso, terminando en la caída del pelo.

Es este último caso el que representa el mayor peligro daño y son producidas por enfermedades de tipo inmunitaria, alergia a las picaduras de pulgas u otros alérgenos, y las de tipo infeccioso, “donde se encuentran las dermatofitosis -comúnmente llamadas tiñas- o las provocadas por ácaros –sarnas-”.

“Por último, está la alopecia por trastornos hormonales y nerviosos por cuadros de estrés. Todas éstas son causales de pérdida de pelo en nuestras mascotas, por lo que el diagnóstico de la génesis del problema es fundamental para lograr un correcto tratamiento”, detalla Moreno.

En el caso de los perros, los que manifiestan de manera más abundante este problema son las razas de pelaje largo como el siberiano, Alaskan Malamute, Golden Retriever y los ovejeros alemanes, situación que suele ser muy molesta para sus dueños. En cuanto a los gatos, los casos más emblemáticos son los Persa y los domésticos de pelo largo.

Tips para mantener el pelaje de tu mascota sano

  • Mantener una buena alimentación. Vale la pena invertir en un alimento de calidad Premium o Súper Premium,  que generalmente contienen ácidos grasos Omega 3 y 6.
  • Desparasitar interna y externamente cuando corresponda.
  • Cepillar semanalmente a nuestras mascotas.
  • Adicionar suplementos especialmente dirigidos a piel y pelaje, como los Ácidos grasos Omega 3 y 6 en la alimentación diaria de nuestras mascotas.
  • Consultar a su médico veterinario al menos dos veces al año para descartar que no existan problemas de base que estén provocando la caída del pelo (dermatitis)