Disminuir el consumo de sal, incluir en la dieta verduras y frutas como el apio, la sandía y los arándanos, y no excederse con carnes y lácteos, son algunos de los hábitos que ayudan a mantener en buen estado los riñones.

La importancia de cuidar este órgano se pone de relieve en este mes, cuando se recuerda el 21Día Internacional del Riñón.

Paulina Hernández, nutricionista y jefa del programa “Vivir Bien” de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos, dice que el riñón “es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo, ya que junto con el hígado, cumple funciones relacionadas a la desintoxicación y depuración del cuerpo, eliminando toxinas y desechos”.

En Chile, más de 18.000 personas se dializan –añade- y teniendo en cuenta que la enfermedad renal crónica en etapa temprana no tiene síntoma, la incorporación de hábitos saludables y el llevar una dieta equilibrada es importante para cuidar estos órganos. Además, se debe considerar que las personas con diabetes e hipertensión tienen más probabilidades de desarrollar problemas en los riñones, detalla la especialista.

CONSEJOS

La especialista comparte algunos consejos nutricionales que pueden ser de ayuda para mantener los riñones en óptimas condiciones:

  • Mantenga un adecuado consumo de líquidos, ingiriendo entre un litro y medio y dos litros de agua al día: En caso de haber tenido cálculos renales esta recomendación aumenta a 2 a 3 litros diarios. Este elemento es vital para el organismo, particularmente para los riñones, ya que ayuda a que estos órganos puedan funcionar correctamente, favoreciendo la eliminación de residuos y toxinas. Para incentivar el consumo de líquido se puede tomar, además de agua, infusiones, tés y jugos de frutas naturales sin azúcar.
  • Siga una dieta equilibrada, especialmente rica en frutas y verduras: Tener una alimentación saludable, variada y equilibrada es crucial para cuidar los riñones y retardar la aparición de otras enfermedades como diabetes e hipertensión, las cuales favorecen el deterioro renal. Especialmente el consumo de frutas y verduras en general también es muy importante para la salud renal. La recomendación es de dos porciones de verduras diarias y tres de frutas. Algunas de ellas tienen beneficios especiales, como por ejemplo el apio, que favorece la dilatación de las arterias, favoreciendo la capacidad del organismo de mantener una presión arterial normal y permite a los riñones una adecuada depuración; los arándanos y cranberries también son conocidos por ayudar a prevenir las infecciones del tracto urinario.
  • Prefiera alimentos ricos en fibra, como las frutas y verduras, cereales de grano entero y legumbres, que ayudan a disminuir concentraciones de calcio en la orina, previniendo la formación de cálculos.
  • Reduza el consumo de sal: Si bien se trata de un mineral importante para el organismo, en Chile el consumo promedio supera al doble a los 5 g de sal (2000 mg de sodio), lo máximo recomendado diariamente por la OMS, lo que puede llevar a los riñones a retener más agua que a eliminarla. Para disminuir su consumo, se deben escoger y preparar alimentos con menos sodio. Algunas medidas son: disminuya el consumo de sal, esta es la única manera de reducir paulatinamente el umbral de este sabor en el paladar, condimentar los platos privilegiando especias y hierbas naturales, sacar el salero de la mesa, disminuir el consumo de alimentos enlatados, evitar los embutidos y los snacks salados, por último leer las etiquetas de los productos que se consumirán privilegiando los bajos en sodio.
  • Evite las carnes, pescados y huevos en exceso: Las proteínas de origen animal, consumidas con moderación, son parte importante de una dieta equilibrada. Sin embargo, en exceso, tienden a hacer trabajar más a los riñones, de forma que les cuesta más eliminar sus proteínas.