La Corporación de la carne que articula la relación entre los actores de la industria nacional expresó que una eventual veda a los frigoríficos de Brasil no afectaría el mercado chileno ya que la oferta estacional es amplia.

Aunque Brasil es el principal exportador de carne a nivel mundial y grandes mercados como la Unión Europea, Corea del Sur y China, entre otros han cesado parcial o totalmente su demanda al país que ha sido cuestionado por el reetiquetado de carne de mala calidad, el presidente de la Corporación de la carne, Harry Jürgensen, aclaró que los precios de la carne en Chile no deberían verse afectados por el cese de esta importación.

“El cierre temporal del ingreso de carne de Brasil no debería afectar el precio en forma importante, porque estamos en plena estacionalidad nacional de alta oferta de ganado, y las ofertas de Paraguay, Argentina y Uruguay, también son normales”, explicó.

Agregó que, sin embargo, Chile debe tener actuar de manera firme ante las amenazas del Ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi quién anunció que si Chile incurre en un bloqueo a las carnes brasileñas, su país ejercerá medidas de coerción con el ingreso de frutas y pescados chilenos a ese mercado. Sanción que contaría con el respaldo del presidente Michel Temer. Jürgensen señaló que Chile deberá actuar de manera potente independiente de este tipo de represalias “ya que está en riesgo la salud de nuestra gente y con la salud no se juega”.

El ejecutivo lamentó que este tipo de escándalos traigan al debate el valor la ética en los negocios y que pongan en la balanza “la reputación de las personas y nos recuerden que no todo vale para ser competitivo”, admitió.

“Por lo tanto, se hace ver a los consumidores la necesidad de valorar la rectitud, la corrección y la moral en los negocios y que el producto no sólo debe ser calificado por su precio, sino también por la reputación de la industria y de las personas que trabajan en ella”, señaló.

También llamó a quienes conforman esta corporación a valorar la ganadería local a la luz del escándalo internacional e impulsar el desarrollo y la innovación. “Ya que la competencia desleal, como la que se acaba de descubrir, seguirá distorsionando los mercados y aniquilando nuestro patrimonio ganadero, como ha ocurrido en esta última década”, sentenció.

SECCIÓN: Economía
AUTOR: Carlos Salazar
FUENTE: La Nación