El versátil director de televisión que fue el artífice del sentido del espectáculo en la transmisión del anuncio presidencial de Sebastián Piñera ha estado en ambas costas del discurso desde que en 1981 produjo el documental “Alturas de Machu Picchu” de Los Jaivas (ese que requirió subir un piano de Buenos Aires a -literalmente- las alturas de las ruinas peruanas- y concretar la participación de Mario Vargas Llosa) y participara también de la campaña televisiva de Patricio Aylwyn. Sin embargo, dos décadas después logró una sintonía planetaria con la transmisión del rescate de los 33 mineros el año 2010 como el Jefe de Producción de La Moneda durante el Gobierno de Piñera.

Como un influyente realizador, Reinaldo Sepúlveda también marcó los 90 como el cerebro detrás de programas de televisión emblemáticos como “Cóctel”, la plataforma que hizo popular a Kike Morandé, uno de los inamovibles defensores de la dictadura en TV y también con “El Desjueves” que remeció la brújula del humor de la TV abierta contando con rostros insignes de la Concertación al igual que en el espacio de Canal 13 “Medio Mundo”.

Ya como funcionario de gobierno, entre el 2010 y el 2014, Sepúlveda, hijo de un ex coronel de la Fuerza Aérea, estuvo a cargo de todos los eventos del gobierno de Piñera, incluyendo los mensajes presidenciales del 21 de mayo, los despachos satélitales de las giras del exmandatario, los apoteósicos eventos televisivos del Bicentenario y la inauguración de los juegos ODESUR 2014 entre otros 2 mil eventos, según consta en su perfil de LinkedIN.

Con todo, la trasmisión oficial del rescate de los 33 mineros atrapados en la mina San José, de Atacama, Sepúlveda logró una transmisión que paralizó al mundo y de la cual se colgaron todas las demás cadenas televisivas del globo en un evento que conmovió a millones en una puesta en escena impecable que el director calificó como “un guión perfecto”.