Una veintena de vecinos, concejales y funcionarios municipales de la comuna de Til Til, acompañaron al alcalde Nelson Orellana para entregar una carta a la Presidenta donde solicitan anular la instalación de un nuevo relleno sanitario en la comuna. La misiva expresa el “deseo, exigencia y reclamo” de que “no se instalen nuevas empresas contaminantes en la zona” donde actualmente funcionan otros relenos sanitarios y depósitos de deshechos mineros.

Esto, debido a la aprobación, por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental Región Metropolitana, de la instalación de una nueva planta de tratamiento de residuos industriales en la zona. El texto también acusa directamente a las autoridades centrales sobre una “sobrecarga de actividades negativas” que convierten a la comuna en “el patio trasero de Santiago” y que ofrece “una suerte de mirada compasiva de las autoridades centrales”, agrega.

“El argumento de las autoridades para aprobar este proyecto es puramente legal, pues señala que, de acuerdo al Plan Regulador Metropolitano de Santiago, sólo Til Til posee áreas clasificadas como ISAM 6, destinadas a recibir todo tipo de desperdicios y actividades peligrosas (…) norma que fue aprobada en 1997 y en la cual la comuna no tuvo ninguna participación e injerencia en su elaboración”, acusa la carta.

El alcalde Orellana expresa también que “dada la nula respuesta que hemos tenido de las autoridades, nos acercamos directamente a la Presidenta para exijirle, a través de esta carta, que no se apruebe este proyecto. Queremos dejar en claro que recurriremos a todas las instancias pertinentes para evitar que nuestra comuna se hunda en la basura”, indica.