El alcalde de La Higuera, Yerko Galleguillos, salió al paso de la polémica por el terreno que habría comprado la Presidenta Michelle Bachelet a su hija Sofía Henríquez a pocos kilómetros de donde se emplazaría la minera Dominga.

La máxima autoridad de la comuna donde se instalaría el proyecto minero le bajó el perfil a la situación: “Sin duda que los terrenos a lo mejor van a agarrar una plusvalía o van a costar más porque va a haber un mayor poder adquisitivo en la zona, pero creo que se está exagerando y se sigue politizando un proyecto que debe seguir su curso normal”, dijo el UDI en entrevista con Emol.

En la misma línea, Galleguillos comentó que “con el poder adquisitivo de la Presidenta hubiera adquirido un terreno de 10 hectáreas y no de media hectárea. Es lo que yo creo y lo que yo hubiera hecho si yo quisiera usar información privilegiada para beneficiarme con un proyecto de 2.500 millones de dólares”.

Además, el alcalde apuntó que el terreno de la hija de Bachelet “lo único que hace es politizar un proyecto que hoy día está en manos de los ministros y que deben votarlo por sus méritos técnicos y no por situaciones ajenas a lo que es la evaluación ambiental”.

En tanto que en conversación con Cooperativa, agregó que “esta parcela que tiene la hija de la Presidenta ni siquiera está en el camino de la mina al puerto, o por donde transiten los buses con los mineros a la hora del descanso. Son sitios que no tienen urbanización, no tienen agua potable, no tienen luz eléctrica”.

Finalmente zanjó que “la verdad es que está bastante retirado y debo ser honesto. Creo que aquí se está exagerando un tema que realmente no es”.