Una vez conocido y destapado el “caso planillas”, siguen apareciendo irregularidades en la inscripción de miembros de los diferentes equipos que participan en la Primera División.

En este caso el afectado es Unión Española, cuadro que podría perder por el resto del Torneo Clausura a su arquero titular, Diego Sánchez, o perder 12 puntos (los que ganó el club con el portero), debido a un supuesto vicio en la inscripción del meta.

Según informó El Mercurio, la situación se daría porque el “Mono” terminó contrato el 31 de diciembre con los hispanos, y cuatro días después fue finiquitado y nuevamente contratado.

El problema se genera por el hecho de que hasta la ANFP solamente llegó el nuevo vínculo de Sánchez con el club, y no el finiquito.

Ante este problema, desde el elenco de Santa Laura aseguraron que fue el propio ente rector del fútbol el que habilitó al arquero, y sin poner ningún reclamo.

“El finiquito ante notario de Sánchez es del 4 de enero de este año, y cuando inscribimos al jugador en esa fecha, en la ANFP nos dijeron que no era necesario registrar el finiquito. Luego nos dieron un certificado de que todo estaba en orden con todos nuestros jugadores”, expresó el gerente de los rojos, Johnny Ashwell.

El dirigente complementó que “para demostrar que el finiquito existe. No lo enviamos tres meses después para rectificar alguna falta. Hemos hecho todo como la ANFP nos dijo y tenemos el certificado que habilita al jugador”.