En un fallo unánime, el tribunal de alzada rechazó el reclamo de ilegalidad presentado por un grupo de vecinos en contra del municipio porteño para evitar la construcción del centro comercial.

La Corte de Apelaciones de Valparaíso desestimó el reclamo de ilegalidad presentado por un grupo de vecinos en contra del municipio que autorizó la construcción del polémico mall Puerto Barón, que ha generado controversia entre los ciudadanos porteños por el valor histórico del lugar.

En fallo unánime, la quinta sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros María Angélica Repetto, Max Cancino y Rosario Lavín– descartó infracción de ley en la resolución que otorgó el permiso de edificación del proyecto “alteración, reparación y ampliación de la bodega Simón Bolívar y obra nueva de edificio centro comercial, áreas verdes y vialidad interior”.

La Corte de Apelaciones consideró que “habiéndose desestimado las alegaciones de ilegalidad formuladas en el reclamo respecto al permiso de edificación N° 79, sólo puede concluirse que con arreglo a lo dispuesto en los artículos 5 y 116 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones y 24 letra a) de la Ley N° 18.695, la Directora de Obras Municipales de Valparaíso concedió el permiso de construcción, de acuerdo con los antecedentes acompañados y cumpliendo el proyecto con las normas urbanísticas establecidas vigentes a la fecha de su emisión, particularmente aquella contenida en los planes reguladores”.

ARGUMENTOS y apelación

Uno de los argumentos del recurso de ilegalidad es que “la construcción proyectada se encuentra dentro de un recinto portuario cerrado, que no enfrenta vía troncal ni expresa (como lo exige la ordenanza), ya que entre tal recinto y la vía más próxima se encuentra la línea del tren, que se emplaza en terrenos de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, que no son enajenables”.

Sin embargo, esto fue desestimado por el tribunal de alzada, que además determinó que no existe sustento al afirmar que el recinto no cumple con las exigencias necesarias para acogerse a la calificación de conjunto armónico.

Otro de los reclamos era que la construcción afectaría el carácter patrimonial de Valparaíso, particularmente su condición de anfiteatro y de ciudad puerto. Sin embargo, la Corte de Apelaciones expresó que “se ha probado que en la zona donde se emplaza el proyecto de edificación no hay declaración de sitio patrimonial, según aparece de los documentos acompañados”.

Asimismo, el tribunal sostuvo que la iniciativa cumple con las exigencias requeridas ante un posible riesgo de tsunami.

De todas formas, la organización “Defendamos la ciudad” ya anunció que apelará ante la Corte Suprema para revertir este fallo.

SECCIÓN: País
AUTOR: Daniel Giacaman Z.
FUENTE: La Nación