El chileno Sebastián Lelio ama Berlín y esta le corresponde. Su filme “Una mujer fantástica”, en torno a la perseverante lucha de una mujer transexual ante la adversidad, entusiasmó el domingo en la Berlinale, que en 2013 le galardonó por “Gloria”.

La actriz transexual Daniela Vega da vida a un personaje tan heroico como conmovedor que Lelio explora desde los ángulos más íntimos, en este largometraje producido por los hermanos chilenos Pablo y Juan de Dios Larraín y que compite por el Oso de Oro.

El personaje de Vega, Marina, se enfrenta a la muerte repentina de su compañero Orlando (Francisco Reyes), 20 años mayor, un duelo que la familia de este le impide vivir en paz. Blanco de reproches, prejuicios y violencia, Marina resistirá dignamente contra viento y marea.

Su pase ante la prensa -previo a su estreno por la noche en Berlín-, arrancó una ola de aplausos y la sala de conferencias se llenó de periodistas.

FASCINACIÓN POR EL UNIVERSO FEMENINO

Lelio admitió su “fascinación” por el universo femenino, después de construir también el personaje central de “Gloria”, que le valió a la actriz Paulina García el Oso de Plata.

“Hay algo en lo femenino que me resulta atractivo”, afirmó. “El resto es todo místico”, dijo, junto a los dos protagonistas de la película rodada en Santiago.

Todos ellos estuvieron de acuerdo, “Una mujer fantástica” no es un grito reivindicativo sobre los derechos de los transexuales. Ni tampoco “almodovariana”, como se sugirió.

Imagen foto_00000001

“Es una historia de amor entre dos personas separadas por la muerte”, dijo Vega, actriz de teatro y cantante que se está abriendo paso en el cine chileno.

Pero también tiene por vocación interpelar al espectador. Lelio habló de un “casillero vacío” para que cada cual sienta donde se ubica en el mundo actual.

“Vivimos una ola de retroceso general, que esconde una contra-ola que es inclusiva y quiere abrazar la complejidad de la vida”, dijo el director, que reside principalmente en Berlín, ciudad de la que “se enamoró”.

Su película invita al espectador a “juzgar”, a buscar los “límites de la empatía” con Marina y a reflexionar sobre quién determina qué amores son “legítimos”.

EL SÁBADO SE CONOCE LA GANADORA

La hostilidad con la que la familia de Orlando trata a Marina no es otra cosa que la reacción humana frente a lo desconocido, dijo Fernando Reyes. “Cuando no tenemos herramientas para entender, reaccionamos primariamente, con violencia”.

Una crudeza contrastada por la ternura de Marina, “una chica que encuentra poesía en los paisajes donde no hay nada”, dijo su intérprete.

Frente a la adversidad, esta heroína busca la forma de que no le afecte: “La forma de ponerse alas y salir volando”, añadió Vega, que hasta ahora ha interpretado papeles de transexuales y se ve cambiando de rol, dando vida por ejemplo a una mujer embarazada.

Imagen foto_00000003

También coprodujo la cinta la alemana Maren Ade, nominada a los Oscar por “Toni Erdmann”, como lo está “Jackie”, de Pablo Larraín.

Un total de 18 películas compiten por el Oso de Oro en el Festival de la Berlinale, cuyo jurado dará a conocer a los ganadores el próximo sábado.

Lelio trabaja actualmente en su primer largometraje en inglés, “Disobedience”, con las actrices Rachel Weisz y Rachel McAdams.

AUTOR: Ricardo Pérez V.
FUENTE: AFP