Esta situación provocará una subida en el precio del crudo, tal como lo pactaron los mayores países productores del mundo en diciembre pasado.

La OPEP confirmó este lunes que la oferta mundial de crudo baja, como pactaron varios grandes productores el pasado diciembre para elevar los precios, al tiempo que pronosticó una notable subida de la demanda petrolera para este año.

En su informe mensual sobre el estado del mercado petrolero los analistas de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) precisan que en enero el bombeo bajó un 1,3% con respecto a diciembre.

Eso indica que funciona el reciente acuerdo cerrado entre los socios de la OPEP y varios países no miembros del grupo para estabilizar los precios.

“Los datos preliminares indican que el suministro mundial de petróleo en enero de 2017 cayó en 1,29 mbd (millones de barriles diarios) hasta una media de 95,75 mbd. La disminución se debió a una menor producción de crudo de la OPEP y de los no OPEP“, afirma esta organización en el documento, emitido desde su sede en Viena.

Esta caída de la producción es, sin embargo, inferior a los 1,5 mbd al que se refirieron a finales de enero varios ministros de la OPEP en un encuentro mantenido en Viena.

Con este recorte, la oferta de crudo en el mercado internacional está ahora 460.000 barriles diarios por debajo de la de hace un año, precisan los analistas del grupo.

El pasado diciembre, los 13 países de la OPEP y otros 11 grandes productores acordaron retirar del mercado 1,8 mbd en un acuerdo válido hasta junio de este año y prorrogable por otros seis meses.

Este acuerdo, calificado como “histórico” por los países participantes, busca elevar los precios del crudo, presionados a la baja durante dos años por el exceso de oferta.

SECCIÓN: Economía
AUTOR: Ricardo Pérez V.
FUENTE: EFE