El último balance entregado por el Centro Nacional de Alerta Temprana agrega que hay 7.471 damnificados, 1.640 viviendas destruidas y 432 albergados.

El Centro Nacional de Alerta Temprana, tras la información entregada por la Conaf, señaló en su último balance que del total de 43 incendios forestales activos, 28 están controlados, 8 se encuentran en combate y 7 fueron extinguidos.

Agregó que hay 7.471 damnificados, 1.640 viviendas destruidas, 432 albergados y 11 fallecidos por esta tragedia que abarca a varias regiones de Chile.

El informe añade que se mantiene el estado de catástrofe en las provincias de Colchagua y Cardenal Caro, región de O’Higgins, y en las regiones del Maule, Biobío y La Araucanía.

En la actualidad hay 45 aeronaves (aviones y helicópteros) operativas, bajo la gestión técnica de CONAF, siendo reforzadas con el apoyo de la empresa privada y recursos extranjeros.

Hay desplegadas unas 16.065 personas en labores de soporte, apoyo, combate y control de incendios, 1.170 brigadistas nacionales, 550 brigadistas y expertos extranjeros, 8.634 miembros de las FFAA, 2.000 bomberos, 840 carabineros, 474 policías de Investigaciones y 2.397 funcionarios de ministerios y servicios públicos.

Respecto a los albergues, se mantienen 4 en región del Maule y 35 en la región del Biobío.

Los aviones Ilyushin IL-76 y SuperTanker trabajaron el domingo en la región de Valparaíso.

Un equipo de las Naciones Unidas para Evaluación y Coordinación en caso de Desastres (Undac), se encuentra desplegado en las regiones del Maule y Biobío para realizar un diagnóstico y análisis de la emergencia.

También se han desplazado 129 máquinas en las zonas afectadas, lográndose la construcción de 451,09 kilómetros de cortafuegos.

Sigue sin operación el sistema de Agua Potable Rural (APR) de la localidad de Santa Olga, región del Maule.

Respecto a la ayuda internacional, Cancillería informó que han arribado al país un total de 640 brigadistas y 6 aeronaves.

SECCIÓN: País
AUTOR: Ricardo Pérez V.
FUENTE: La Nación