El intendente Claudio Orrego entregó un nuevo balance de la situación de los incendios forestales en la Región Metropolitana. En este sentido, comentó que el sábado se logró extinguir el siniestro de la Quebrada de Macul, pero que este domingo surgieron dos nuevos focos en el túnel Lo Prado y en la laguna de Aculeo.

Con ello, son seis los incendios actualmente en combate en la zona, ya que éstos se suman a los que existen en Talamí en Alhué, Lo Chacón en San Pedro, El Naranjo en Curacaví, y Rinconada de Pirque.

Tras asistir a una reunión en la Central de Coordinación Regional del Departamento de Protección contra Incendios Forestales, Orrego indicó que todos los recursos disponibles del gobierno local están destinados a apagar las llamas.

“Estamos hablando de 260 brigadistas de Conaf, del Ejército y dos brigadas aportadas por la CMPC acá en la Región Metropolitana. Además, más de 600 voluntarios de Bomberos de los 18 cuerpos de la Región en los últimos 3 días, 8 helicópteros, etcétera. Este es el tremendo esfuerzo que se está realizando”, detalló.

La autoridad agradeció al personal especializado y a la ciudadanía que ha aportado al combate de estas emergencias y llamó a la población a abstenerse de cualquier actividad que suponga un riesgo. “Una chispa puede generar hoy, en estas condiciones climáticas, una catástrofe”, advirtió.

Probablemente sean los peores incendios de los que se tenga memoria en la zona central del país. Nunca habíamos tenido estas condiciones climáticas tan adversas. Por eso, este es un tiempo de trabajar y en que todos podemos colaborar”, finalizó.

A la fecha se han declarado 283 incendios forestales en la Región Metropolitana, con 38.200 hectáreas afectadas y 51 alertas decretadas por la autoridad.

AUTOR: Daniel Giacaman Z.
FUENTE: La Nación / Aton