El presidente filipino, Rodrigo Duterte, amenazó con decretar la ley marcial en el marco de su violenta guerra contra el narcotráfico, tres décadas después del fin de la dictadura.

“Si lo deseo y el problema del tráfico de droga empeora, decretaré la ley marcial”, afirmó Duterte en un discurso el sábado por la noche. “Nadie podrá impedírmelo”.

El exmagistrado de 71 años afirmó que la medida estaría destinada a “proteger a los filipinos y a la juventud de este país”. Duterte ganó las elecciones presidenciales de 2016 tras haber prometido que mataría a miles de criminales para erradicar el tráfico de droga, una de las lacras de la sociedad filipina.

AUTOR: Carlos Salazar
FUENTE: AFP