Nueve estudiantes de ingeniería comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez crearon este proyecto que transforma los neumáticos en desuso en hermosos y baratos muebles. Tania Mondaca, una de las responsables de esta empresa, manifiesta su sorpresa por el éxito que han tenido en pocos meses.

En un ramo de la carrera de ingeniería comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez se le pidió a los alumnos localizar un problema y encontrar una solución a través de un proyecto. Este fue el germen que dio inicio a NeMu, una pyme creada por nueve estudiantes, cuyo objetivo es crear hermosos, innovadores y baratos muebles.

Tania Mondaca, una de las estudiantes responsables del proyecto, explica a La Nación que “nos interesaba el tema del medioambiente y el reciclaje. Vimos que la industria que más contaminaba era la de los neumáticos, porque no tiene un proceso biodegradable. Entonces nos preguntamos qué podemos hacer con esto y buscando ideas se nos ocurrió hacer muebles”.

Pero eso no es todo, porque también reciclan ropa “que ni siquiera sirve para donar”, para construir estos muebles.

“Partimos este proyecto a inicios del semestre pasado, en julio y agosto, y en septiembre se comenzó a concretar. Vimos que era viable y a través de nuestras redes sociales ha causado harto impacto social, mucha gente nos dice que prefiere mil veces tener un mueble en base a reciclaje y más encima súper económico. Esa es la propuesta valor de nuestra empresa”, detalla.

Con estos elementos reciclados, NeMu construye mesas y pufs de distintos diseños y tamaños. “También con la madera que nos sobra hacemos portavasos y estamos haciendo marcalibros con papel reciclado”, añade.

Imagen foto_00000004

Respecto al proceso de recolección de neumáticos, la estudiante cuenta que “principalmente vamos a vulcanizaciones, donde tienen de sobra. Mucha gente de estos lugares decide quemarlos porque es un cacho para ellos, pero nosotros se los pedimos y nos sale a costo cero. También vamos a los tiraderos. Nos programamos días donde salimos a recolectar neumáticos”.

Recoleccionan unos 105 neumáticos al mes y hacen cerca de 65 muebles en el mismo periodo, agrega.

Con la ropa usada hacemos campaña en Facebook y mucha gente nos dona. La vamos a buscar a domicilio y tenemos personas que donan bolsas y bolsas de ropa. Recolectamos como dos bolsas de basura por semana”, señala.

El rango de precio de los muebles van desde los $20.000 a los $45.000 y el éxito ha sido espectacular para esta pyme, que está teniendo un ingreso de $400.000 a $500.000 por semana. “Nos ha sorprendido tanto el impacto del proyecto, que incluso gente de regiones nos ha encargado muebles”, destaca.

NeMu tiene su local el parque El Secreto, calle San Lucas 230, en Lo Barnechea. Además reciben encargo a través de sus redes sociales: Facebook e Instagram.

Imagen foto_00000001

Imagen foto_00000002

SECCIÓN: Vida y Estilo
FUENTE: Ricardo Pérez V.