Mediante un comunicado de prensa, Bancard le respondió este jueves al superintendente de Valores y Seguros, Carlos Pavez, quien afirmó que el fideicomiso ciego encargado por Sebastián Piñera cuando ejercía como Presidente de la República no tenía validez.

En primera instancia, la matriz de inversiones calificó como un hecho de “máxima importancia” que el propio Pavez “haya reconocido explícitamente que las adquisiciones de acciones referidas (de la pesquera Exalmar) se ajustan plenamente y no contravienen en nada la Ley de Mercado de Valores“.

Sin embargo, en el comunicado se manifiesta la necesidad de “aclarar algunos conceptos vertidos por el superintendente sobre los términos de los ‘mandatos de administración discrecional de cartera de inversiones sin información al mandante’, también conocidos como ‘fideicomisos ciegos’ que suscribieron Inversiones Santa Cecilia S.A., Bancard Inversiones Limitada y don Sebastián Piñera Echenique, por una parte, con tres corredoras de bolsa inscritas en la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y un banco, por la otra”.

Bancard aseguró que “la suscripción de ‘mandatos de administración discrecional de cartera sin información al mandante’ fue producto de una decisión voluntaria de don Sebastián Piñera Echenique, en atención a razones de interés público y sin que existiera norma alguna que lo obligara a hacerlo“.

Asimismo, agregó que “los contratos originales establecían repetidamente que el administrador o mandatario no informaría al mandante del estado, resultado o destino de sus inversiones, circunstancia que se consideraba esencial para producir el efecto deseado de la ‘ceguera’ o desconocimiento del mandante respecto de las operaciones realizadas por los mandatarios”.

Bancard añadió que “los contratos originales celebrados con corredoras de bolsa (esto es, entidades supervisadas por la SVS) fueron complementados con fecha 22 de octubre de 2009. Todos los complementos referidos se hicieron públicos apenas se suscribieron”.

En ese sentido, la matriz de negocios aclaró “los complementos establecieron que las corredoras no informarían al mandante, sino a una entidad o profesional independiente, es decir un tercero. Así, se cumplía tanto la instrucción de la SVS como la Circular 1.862, pero sin alterar la esencia de los contratos originales: su “ceguera” respecto del Mandante”.

Bancard recalcó que “esta solución fue acordada y validada por la SVS y de esta forma los contratos originales junto con los complementos fueron absolutamente legítimos e íntegramente válidos“.

“En síntesis, además de haber sido suscritos en forma voluntaria, porque no existía norma alguna que así lo exigiera, los mandatos eran ciegos en su texto y fueron irrefutablemente ciegos en su práctica”, recalcó la sociedad.

Para concluir el comunicado, Bancard afirmó que “con estos antecedentes, las declaraciones del actual señor superintendente respecto de los Mandatos no sólo son ajenas al ámbito de la referida comisión, sino que además omiten información relevante, como es el origen y contenido de los Complementos”.

AUTOR: Daniel Giacaman Z.
FUENTE: La Nación