Uno de los principales impactos que genera el transporte por caminos rurales es la contaminación que se genera al levantar partículas de polvo. Durante tres años la empresa forestal de transportes Fajú trabajó en una solución para mitigar la nube de polvo que generan los camiones que transportan madera desde el bosque a las plantas industriales. El resultado es un innovador sistema que utiliza un estanque con capacidad para 355 litros de agua que se adapta al chasis y carrocería del camión y que, a través, de bombas eléctricas impulsa el agua en forma de abanico atrapando las partículas de polvo evitando así que se dispersen en el ambiente.

SECCIÓN: Videos
AUTOR: Carlos Salazar
FUENTE: Youtube