Si bien el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de noviembre registró un crecimiento de un 0,8% en comparación con igual mes del año anterior, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, puso paños fríos y recordó que las expectativas eran más altas.

“No seamos demasiados ansiosos en tener una historia con dos datos. Sin duda, aunque hay una recuperación, de hecho hay un crecimiento mes a mes (…) la verdad es que el cuarto trimestre está siendo bastante más débil de lo que nosotros habríamos esperado unos seis meses atrás“, expresó.

En ese sentido, recalcó que “la economía ha venido creciendo más bien de forma débil, estamos pasando por un bajón que tenemos que trabajar para revertir entre todos“. “La baja actividad ya no sólo es minería, sino que hay varios otros sectores teniendo un comportamiento menor del que podrían tener”, añadió.

De todas formas, Valdés llamó a la calma y dijo que la cifra se explica por el paro del sector público en noviembre

“Tenemos que seguir perseverando en la convicción nuestra, que es que la política macroeconómica que tenemos es la correcta. En términos microeconómicos, tenemos que redoblar los esfuerzos“, concluyó.

AUTOR: Daniel Giacaman Z.
FUENTE: La Nación