El Gobierno y los partidos de la Nueva Mayoría acordaron no apoyar ninguna medida que signifique otorgar beneficios carcelarios a los condenados por violaciones a los derechos humanos, según reveló el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete.

El dirigente confirmó que esa fue una de las decisiones que se tomó en la reunión que sostuvieron los partidos oficialistas con el comité político de La Moneda.

Lo que quedó claro es que nada que facilite el que una persona condenada por crímenes de lesa humanidad o violaciones a los DDHH se va a aprobar”, afirmó el timonel del PPD en declaraciones publicadas por Emol.

En ese sentido, agregó que “no hubo voluntad política ni del Gobierno ni de los partidos para avanzar en nada que signifique una excarcelación, cambio de lugar o reclusión de personas que tienen violaciones a los DDHH”.

Navarrete añadió que “aquellas cosas que hoy día ocurren, como el indulto que se dio a violadores de DDHH por un vacío legal, se tienen que regular para que no ocurran”.

Asimismo, contó que lo que se planteó es que en aquellos casos relacionados con el trato humanitario de los reclusos, “todo lo que se tenga que hacer se debe hacer en recintos carcelarios y no en otro lugar”.

El líder del PPD destacó que “no hubo partidos que tuvieran ninguna diferencia sobre este tema y, como alguien bromeó, ojalá tuviéramos tal nivel de consenso en otras cosas, pero en eso nadie tuvo ninguna duda”.

“Por lo tanto, no vamos a aprobar nada que signifique algún cambio en que los violadores de DD.HH. tienen que cumplir su condena hasta el último de los días, con todo el trato humanitario intracarcelario que se requiera”, concluyó Navarrete. 

AUTOR: Daniel Giacaman Z.
FUENTE: La Nación