El diputado Gustavo Hasbún (UDI) criticó duramente a quienes han expresado su preocupación por la salud de la machi Francisca Linconao, quien se encuentra en huelga de hambre tras decretarse nuevamente su prisión preventiva por su presunta participación en el asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay, hecho del cual se cumplen cuatro años este miércoles.

El Gobierno, los partidos de la Nueva Mayoría y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) son cómplices de los grupos subversivos que están operando en la Región de la Araucanía, defendiendo delincuentes, terroristas y subversivos y jamás se ha preocupado de aquéllos que son víctimas de la violencia política”, sostuvo el parlamentario.

Hasbún recalcó que “no puede ser que se sigan amparando y protegiendo los derechos de los verdaderos asesinos y no se estén preocupando de las víctimas de la violencia política que permanentemente están siendo vulnerados”.

“Hasta cuándo los vínculos históricos que han tenido los partidos de la Nueva Mayoría con los grupos subversivos influyen directamente para justificar la violencia política (…) Hoy, con sus señales, están justificando la violencia como un mecanismo legítimo para poder protestar y hacer lo que quieran en la zona“, agregó.

Hasbún también afirmó que el INDH “claramente tiene una inclinación política de izquierda, donde solamente ampara y protege a los grupos subversivos de los grupos terroristas”. 

AUTOR: Daniel Giacaman Z.
FUENTE: La Nación