“El Gobierno ha tenido como política permanente la preocupación de la vida de las personas y eso incluye la preocupación por la salud de la machi”. De esa forma se refirió el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, al caso de Francisca Linconao quien se encuentra en huelga de hambre luego de que la Corte de Apelaciones de Temuco decretara su prisión preventiva  en calidad de imputada en el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay.

La autoridad, eso sí, recordó que “hay un proceso judicial que está en curso” y que el Gobierno respeta la autonomía de los poderes del Estado.

Añadió que “se están haciendo gestiones para que la machi deje su huelga de hambre y también seguimos persistiendo en saber cuáles son las personas que asesinaron al matrimonio Luchsinger Mackay”.

“No hago ningún llamado (a que deje la huelga), porque entiendo que la preocupación central del gobierno es la vida de las personas y por lo tanto nos preocupa que ella mantenga una huelga de hambre por su propia salud”, indicó.

Consultado por si se le obligará a comer, Aleuy afirmó que “eso depende del tribunal”.

AUTOR: Patricio Gutiérrez Villagrán
FUENTE: La Nación