El director ejecutivo del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Ricardo Brodsky, renunció al cargo debido a los cuestionamientos por su participación en la entrega de presuntas boletas ideológicamente falsas a la empresa SQM.

Según pública La Segunda, la dimisión fue presentada el martes, durante una reunión del directorio de la entidad, ocasión en la que entregó una carta en la que declara su inocencia respecto a la situación por la cual el Ministerio Público lo citó a declarar como imputado.

El vespertino cita trascendido que señalan a Brodsky como facilitador de boletas a SQM para la campaña municipal de la actual alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá.

Asimismo, un periodista que trabajo para el municipio de Santiago y para el museo, lo acusa de incitarlo a falsear su testimonio ante la fiscalía respecto a la emisión de boletas.

AUTOR: C.M.
FUENTE: La Nación