En prisión preventiva quedó este martes el brasileño Osmario Santos de Oliveira, de 49 años, sindicado como “el rey de los clonadores”, detenido en las últimas horas por el OS-9 de Carabineros junto a sus dos cómplices. 

Santos de Oliveira, uno de los clonadores más buscados del país, cayó junto a sus dos secuaces: el también brasileño Claudemir Barbosa Miranda, de 45 años, y la colombiana Deicy Osorio Ortiz, de 45, quienes también quedaron en prisión preventiva. 

Los tres fueron formalizados por el fiscal José Antonio Villalobos, de la Fiscalía de Alta Complejidad de la Fiscalía Oriente, luego de ser detenidos en el mall Alto Las Condes. 

Posteriormente, se logró ingresar a uno de los domicilios de los imputados, un departamento en Viña del Mar, donde se logró dar con cien dispositivos utilizados en los locales comerciales para el pago de los servicios. 

El fiscal Villalobos señaló que los imputados, a quienes se les formalizó por estafa, utilizaban el departamento para confeccionar las tarjetas de crédito falsificadas. 

En el lugar se encontró gran material y aparatos adulterados que se estaban instalando en diversos locales, para así obtener toda la base de datos para confeccionar las tarjetas. 

Añadió que en un solo local comercial lograron obtener 1.200 datos de clientes. Hasta el momento se estima en 100 millones de pesos el monto defraudado. 

La Fiscalía solicitó la medida cautelar de prisión preventiva para los tres imputados estimando que constituían un peligro para la seguridad de la sociedad, que arriesgan pena efectiva y que no tienen arraigo en el país. 

El tribunal acogió la solicitud de la fiscalía y decretó la prisión preventiva de los imputados, además de otorgar un plazo de investigación de 100 días. 

AUTOR: César Morales
FUENTE: ATON Chile