Desde Sernageomín dijeron que lo grave de la situación, además de los recursos, es dejar por algún tiempo sin vigilancia a importantes macizos a lo largo del territorio.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) informó de un nuevo robo de equipamiento de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica de Chile, esta vez en el entorno del volcán San José, ubicado en la Región Metropolitana.

En este lugar se sustrajeron equipos de una estación repetidora, necesaria para transmitir datos para su posterior interpretación en el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVDAS). La institución registró la denuncia en la Subcomisaría de la comuna de San José de Maipo, la cual fue enviada a la Fiscalía de Puente Alto. 

El director nacional del Sernageomin, Rodrigo Álvarez Seguel, dijo que “el tema económico se puede recuperar, pero reinstalar el equipamiento obliga a esperar las condiciones ambientales propicias y también asumir las prioridades de volcanes que pueden estar con mayor actividad. Eso implica que el robo puede dejar temporalmente sin monitoreo a un volcán. Por eso hacemos un llamado a entender que estas instalaciones son bienes públicos, que ayudan a toda la comunidad, especialmente a la gente más vulnerable que merece saber cuál es la situación del volcán activo más cercano”.

La autoridad señaló que de momento la situación se ha resuelto en términos operativos y las estaciones ya están transmitiendo, e igualmente el costo económico será recuperado mediante los seguros comprometidos. 

Desde el año 2009 han sido sustraídos equipamientos sismológicos y/o de transmisión de datos en los volcanes Callaqui, Copahue, Chaitén, Irruputuncu, Láscar, Llaima y San José. En el caso de los volcanes Láscar y Llaima, se han registrado robos por segunda vez en las mismas instalaciones. 

“Si se cae una estación de referencia en Llaima o Villarrica, podemos enviar personal durante el mismo día o el siguiente, pero no siempre tenemos la capacidad de implementar una solución rápida en lugares de difícil acceso. El volcán San José es uno de esos casos”, explicó el volcanólogo Luis Lara, quien agregó que “estas situaciones son siempre tristes por lo que representan, pero tal vez podemos hacer algo con la esperanza de que algún día los propios beneficiarios de esta labor ayuden al cuidado de los equipos”. 

SECCIÓN: País
AUTOR: César Morales
FUENTE: La Nación