Con el paso del tiempo, el perfil del ingeniero ha pasado de manejar sólo aspectos de su especialidad a ser capaz de aplicar una serie de conocimientos más humanistas enfocados principalmente al liderazgo y la gestión.

De acuerdo a Pedro Ramírez Glade, Decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián, “hoy la formación de los ingenieros debe ir alineada a la capacidad de aprendizaje y adaptación a nuevas situaciones. Por supuesto, se siguen entregando conocimientos y habilidades técnicas, pero lo que el profesional necesita realmente para su futuro es la capacidad de aprender lo que necesite, según los problemas que tenga a mano. Además, en el desarrollo de su profesión, el ingeniero ha debido aprender de aspectos sociales por la relación con las comunidades. Esto representa mayores desafíos para la especialidad, ya que nos obliga a conjugar lo técnico con lo social”.

La complejidad, para el académico, está en que a la labor central se incorporan más variables que se deben considerar y para las cuales se debe dar respuestas certeras y precisas, con evidencia para las comunidades.

Sin embargo, a la hora de seleccionar nuevos ingenieros para una empresa, Elena Camacho, engineering & construction consultant de Randstad, señala que es fundamental que cuenten con una mirada humanista, ya que la persona es capaz de poner más foco en las relaciones interpersonales y aportar una visión más global a la hora de enfrentar el día a día, lo que entrega un valor agregado fundamental para las organizaciones.

“Características como esta son más importantes aún si el candidato estará a cargo de un equipo, puesto que es indispensable que tenga desarrollada habilidades que incluyan cierto grado de empatía con todos los miembros de la organización, tanto a nivel horizontal como vertical. Asimismo, e independientemente de la posición, actualmente se requiere gente con habilidades de liderazgo y gestión y capacidad de resolución de problemas“, precisó la experta.

En ese sentido, Ramírez Glade añade que las empresas buscan satisfacer a sus clientes, además de productividad y sustentabilidad, cuidando los aspectos económicos y ambientales. Y es que cada vez buscan más el bienestar de sus equipos. Por lo tanto, necesitan ingenieros que aporten en esta línea.

“Esto pasa porque sean ingenieros integrales, capaces de agregar valor y hacer aportes a la organización. Buscan un profesional que sea capaz de enfrentar la ingeniería con un sentido mayor de inclusión, entendiendo esto como la necesidad de sociabilizar los distintos aspectos de los proyectos, aportando no sólo en el ámbito técnico, sino que en los procesos donde estén involucradas las comunidades afectas a estos proyectos y las condiciones del entorno, dando respuestas efectivas ante estas condiciones. Se busca un ingeniero con visión de futuro y adaptable al entorno“.

¿Qué perfil debe tener el ingeniero para alcanzar el éxito profesional? Aquí le dejamos algunos consejos de Pedro Ramírez Glade de la USS.

1. Proactividad y capacidad de autoaprendizaje: Ya no se espera que un ingeniero sólo espere que se le indiquen órdenes a seguir. Se espera que tomen acciones proactivas para la solución de los problemas y, aún más, propongan mejoras aunque éstas no sean urgentes. La necesidad de un espíritu de mejora continua y excelencia es fundamental. Del mismo modo, el autoaprendizaje para resolver los problemas es una característica necesaria, pues ya no es posible aceptar que un profesional simplemente se quede con los brazos cruzados porque no sabe cómo hacer algo.

2. Resiliencia: Capacidad de aceptar las “derrotas” y seguir trabajando por el logro de los objetivos. Es decir, comprender que fallar alguna vez también es parte de la experiencia; siempre que se sepa superar y se aprenda a prever para no tropezar con la misma piedra.

3. Adaptabilidad: Hoy en día la única variable segura es el cambio, quienes puedan adaptarse continuamente serán las personas que más oportunidades tengan.

4. Habilidades sociales: La capacidad técnica ya no es suficiente para ser un profesional de excelencia, sino que es necesario complementarlas con las capacidades sociales. Sólo así una persona puede entregar todo su potencial. Esto incluye trabajar en equipo, de manera interdisciplinaria y con habilidades comunicacionales; además de la capacidad de movilizar personas en los procesos de cambio que le corresponda liderar. Todo esto, complementado con las habilidades ejecutivas que los ingenieros requieren hoy.

5. Amplio manejo de Habilidades Ejecutivas: Estas son muy necesarias para insertarse en la empresa moderna con las competencias de liderazgo, comunicación, trabajo en equipo y vinculación con el medio.

6. Identificar las condiciones del entorno: Es necesario que los ingenieros de hoy tengan la capacidad de identificar las condiciones del entorno en forma proactiva, capacidad de interpretar las señales que está recibiendo, y captar cómo se insertan y encuentran soluciones a éstas.

7. Innovación: El ecosistema requiere de ingenieros con capacidad de innovar permanentemente, considerando el valor agregado que esto conlleva y la sustentabilidad del medio donde está inserto. En esto, deben buscar el equilibrio entre el desarrollo económico, el cuidado del medio ambiente y el cuidado de las personas, siempre con la mirada de futuro.

AUTOR: Samuel Romo
FUENTE: AméricaEconomía