Universidad de Chile cayó 2-0 este martes ante River Plate de Uruguay, en el duelo de ida de la primera fase de la Copa Libertadores 2016.

Los locales se vieron mejor en el inicio del partido, presionando a los azules e instalándose en territorio visitante, con un Nicolás Schiappacasse que se mostró muy movedizo.

No obstante, con el correr de los minutos, la escuadra dirigida por Sebastián Beccacece logró equipar un poco las acciones y se generó un par de ocasiones claras para ponerse en ventaja.

La más clara se produjo producto de una horrible salida del meta Nicola Pérez tras un tiro libre de Fabián Monzón, pero Mathías Corujo se vio sorprendido y la pelota se perdió por el fondo.

En la segunda fracción, la “U” comenzó mucho mejor y casi lo refleja en el marcador tras una acción donde Luis Fariña llegó a  línea de fondo y tocó hacia atrás para Gustavo Canales, pero esta vez el portero local estuvo muy bien para evitar la anotación del delantero azul.

Pero todo cambió cuando a los 60’ Fabián Monzón agarró a Darío Flores dentro del área y el juez Patricio Loustau no dudó en sancionar la pena máxima y mostrarle amarilla al lateral azul. Michael Santos fue el encargado de poner el 1-0 desde los doce pasos.

El propio delantero uruguayo estuvo a punto de aumentar las cifras con una media vuelta dentro del área, pero Johnny Herrera estuvo magistral para evitar el segunda tanto local.

Sin embargo, el meta chileno cometió un error que terminó de liquidar el encuentro.  Al portero se le soltó la pelota dentro del área y luego, en la lucha con César Taján, terminó enviando el balón contra su propia portería, decretando el 2-0 definitivo.

De esta forma, la “U” tendrá la misión de remontar la llave en Santiago para acceder a la fase de grupos. El duelo de vuelta se disputará el próximo martes 9 de febrero desde las 19:30 horas en el estadio Nacional.

FUENTE: Daniel Giacaman Zaror