Barcelona prácticamente aseguró su paso a la final de la Copa del Rey al golear este miércoles 7-0 al Valencia en la ida de las semifinales de dicha competencia, con otra gran exhibición del uruguayo Luis Suárez, autor de cuatro anotaciones, y del argentino Lionel Messi, que marcó las otras tres.

En esta ocasión, el portero titular en el cuadro catalán fue el alemán Marc-André ter Stegen y Luis Enrique le dio descanso a Claudio Bravo, quien ni siquiera estuvo en el banco de suplentes.

En un primer tiempo para recordar, Suárez anotó los primeros dos goles (7’ y 12’), Messi convirtió el tercero (29’) y estrelló un balón en el larguero, y el brasileño Neymar falló un penal al borde del descanso (45+1’).

En esa jugada, el defensa alemán Shkodran Mustafi derribó a la “Pulga” dentro del área y el árbitro decretó un penal y expulsó al central germano, por lo que su equipo jugó en inferioridad toda la segunda parte.

En superioridad numérica y sin forzar en exceso la máquina, el Barcelona siguió con el festival goleador tras el descanso, periodo en el que Messi anotó otros dos goles (59’ y 74’) y Suárez hizo lo propio (83’ y 88’) para cerrar el 7-0 definitivo.

Con estas cuatro dianas, el delantero charrúa sumó 35 conquistas esta temporada, lo que significa un tercio de los goles marcados por su equipo (105).

De esta forma, la vuelta de la próxima semana se convierte en un trámite para el Barcelona, virtualmente clasificado para la final de esta competición, que se disputará el próximo 21 de mayo en un estadio por determinar contra el ganador de la segunda semifinal, cuyo partido de ida se disputará el jueves entre Sevilla y Celta de Vigo, elenco donde militan los chilenos Marcelo Díaz, Pedro Pablo Hernández y Fabián Orellana.

AUTOR: Daniel Giacaman Z.
FUENTE: AFP