Un rol “imparcial, objetivo y que respete lo que los ciudadanos quieran plantear para su futura constitución”, es el que tendrá la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN) al asumir la capacitación de los 216 facilitadores que requiere el proceso constituyente para ejecutarse de la mejor manera posible en el país.

Por medio de un convenio suscrito este jueves  entre el Senado, la Cámara de Diputados, el ministerio Secretaría General de la Presidencia y la BCN se encargará de instruir a los futuros monitores en la en su labor como guías en los cabildos comunales, provinciales y regionales que se realicen para captar la opinión de los chilenos respecto de cómo conciben la Nueva Carta Fundamental.

Otra labor que tendrá la institución capacitadora será colaborar en la campaña de educación cívica-constitucional.

“De alguna manera estamos ayudando a pasar de una etapa en donde hubo muchos temores. La Biblioteca del Congreso Nacional da garantías al asumir un liderazgo de que este proceso será imparcial, objetivo, respetando lo que los ciudadanos quieran plantear para su futura constitución y se convierte en un importante paso para ayudar a fortalecer la democracia participativa”, destacó el presidente de la Cámara Alta, Patricio Walker.

En tanto el vicepresidente de la Cámara Baja, Patricio Vallespín, manifestó su alegría “de poner a disposición de este proceso constituyente -que va hacer historia en Chile- una institución que es parte de la historia. Quienes prepararán  a los monitores que tendrán contacto con los ciudadanos para recoger sus ideas  y poder hacer formación cívica, y qué mejor que las garantías a través de un sitio web a cargo de la BCN”.

AUTOR: Giselle Sauré Guichou
FUENTE: La Nación