El ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, se reunió con el arquitecto Alejandro Aravena, reciente ganador del premio Pritzker, considerado el Nobel de la arquitectura. En la ocasión, el secretario de Estado, anunció que se coordinará un intercambio de observaciones y una colaboración entre el premiado profesional y el equipo de su consultora Elemental, y los expertos de la Dirección de Arquitectura del MOP. 

Respecto de las dificultades para desarrollar este tipo de cooperaciones, el ministro Undurraga manifestó que “particularmente, trabajamos en identificar algunos nudos de gestión que puede tener el Ministerio, que, por ejemplo, dificultan invitar a un conjunto de arquitectos notables a participar en nuestros proyectos, como también aquellos nudos asociados a recuperar los lugares después de las catástrofes, como fue la experiencia de Constitución. Estos nudos serán analizados en detalle en marzo con la Dirección de Arquitectura”. 

Y, respecto de la importancia de que el Estado pueda desarrollar un trabajo conjunto con representantes de la vanguardia de la arquitectura a nivel mundial, el titular de Obras Públicas sostuvo que “si estamos proponiendo algunos temas fundamentales para Chile, como iniciar la gratuidad de la educación o cambiar la Constitución, también podemos hacer cambios significativos respecto a cómo se piensa, se sueña y se ejecuta la arquitectura hacia adelante”. 

Consultad acerca de cuál podía ser el aporte de la arquitectura a la solución de problemas país, Alejandro Aravena manifestó que “de alguna manera, las ciudades son atajos hacia la equidad, pueden mejorar la calidad de vida sin tener que tener que esperar a la redistribución del ingreso. Si en la ciudad se identifican con precisión, estratégicamente, los proyectos de transporte público, de espacio público, de infraestructura, de vivienda, esa mejoría en la calidad de vida puede ocurrir en plazos relativamente cortos”. 

AUTOR: César Morales
FUENTE: ATON Chile