La empresa Soprole, una de las dos compañías sobre las que se divulgaron sospechas de estar en colusión para comprar leche a productores pequeños, negó este jueves las versiones de prensa al respecto.

A través de un comunicado, la firma descartó dichas versiones, prolíficas sobre todo el pasado lunes en Twitter, y dijo que, incluso, ha establecido medidas para favorecer a los productores de leche.

“Descartamos rotunda y tajantemente las acusaciones de participación de Soprole en una supuesta colusión en el mercado lácteo. Soprole manifiesta que todas sus políticas e iniciativas las adopta en forma independiente y éstas se apegan estrictamente a la ley”, señala la declaración.

Y agrega que “es importante destacar que, durante los últimos años, la industria láctea y esta compañía han sido permanente y rigurosamente monitoreadas por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en todo lo referente al mercado de compra de leche, sin que Soprole haya sido objeto de cuestionamiento alguno por parte de la autoridad fiscalizadora”.

Según la compañía de productos lácteos, “adicionalmente, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) estableció en agosto del año 2004 que las empresas compradoras de leche, debían cumplir una serie de medidas preventivas, entre las cuales se destacan: i) mantener un listado público del precio de compra de la leche; y, ii) anunciar con a lo menos un mes de anticipación cualquier cambio en las condiciones de compra de leche fresca, medidas las cuales Soprole ha cumplido rigurosamente durante los últimos 11 años”.

“Por otra parte y como es de conocimiento público, los precios de los principales productos lácteos de exportación en el mundo, como la leche en polvo y el queso, entre otros,  están atravesando la mayor crisis de precios de la década, lo que por cierto  ha afectado de forma parcial al mercado chileno, dado su carácter de economía abierta”, añade.

En ese sentido, explica que “consecuentemente con lo anterior, Soprole ha tomado una serie de medidas  a nivel financiero para sus productores de leche, las cuales han sido reconocidas como de mucho valor por parte de ellos. La compañía seguirá trabajando con sus productores a fin de superar de la mejor manera posible la actual situación”.

“Finalmente hacemos un llamado a los líderes de opinión a expresarse de manera responsable y con fundamentos válidos, sólidos y concretos, ya que de lo contrario, sólo contribuyen a menoscabar y  desacreditar injustamente a empresas que por décadas han actuado con el más estricto apego a la ley”, afirma. 

AUTOR: César Morales
FUENTE: La Nación