Aprovechando la temporada estival, autoridades estuvieron este martes en el Aeropuerto de Santiago entregando recomendaciones y dando a conocer a los pasajeros una aplicación móvil que explica los derechos y deberes que tienen los que viajen en avión.

El ministro de Transportes, Andrés Gómes-Lobo; el titular de Economía, Luis Felipe Céspedes, el secretario general de la Junta Aeronáutica Civil (JAC), Jaime Binder, y el director del Sernac, Ernesto Muñoz, dieron a conocer a los pasajeros la aplicación móvil “Pasajero Aéreo” para que tenga conocimiento de los pasos que debe seguir ante algún problema en el marco de un viaje en avión, como puede ser el retraso o la cancelación de un vuelo, como también la pérdida de equipaje. La app ayuda a realizar los reclamos de forma directa al Sernac.

Según el “Informe de Reclamos del periodo enero-octubre de 2015”, elaborado por la JAC, hubo 4.392 reclamos en el transporte aéreo, lo que implica una aumento de un 6,7% respecto al número de reclamos presentados en mismo periodo durante el año 2014, siendo los más frecuentes los relacionados a pérdida de equipaje

Gómez-Lobo explicó que “el objetivo es que cada vez más personas puedan acceder a esta plataforma para conocer sus derechos y deberes como pasajeros aéreos, donde se pueden informar acerca de cómo actuar en este tipo de situaciones. Por eso desarrollamos una guía y una aplicación que, además de informar, permitirá que puedan realizar un reclamo o consulta en el mismo momento”.

Mientras que el ministro Cáceres afirmó que “los pasajeros tienen el derecho a recibir información veraz y oportuna sobre el servicio ofrecido, el precio, condiciones de contratación o bien, otras características relevantes del pasaje y tienen el deber a informarse sobre sus deberes a la hora de viajar como, por ejemplo, qué tipo de productos no deben llevar en su equipaje”.

La app “Pasajero Aéreo” se encuentra disponible para todo tipo de dispositivos móviles y se puede descargar en App Store, Windows Store y Play Store.

AUTOR: Ricardo Pérez V.
FUENTE: La Nación