El ministro del Interior, Jorge Burgos, visitó la noche del jueves la subcomisaría temporal de Carabineros de Pidima, en la comuna de Ercilla, donde compartió un rancho de Año Nuevo con el personal de esa unidad.

La subcomisaría se ubica en la provincia de Malleco, una de las más conflictivas de la región, zona que no fue visitada por la Presidenta Michelle Bachelet el miércoles pasado, por lo cual la presencia de Burgos fue interpretada como un “autodesagravio”.

El ministro fue acompañado en esta oportunidad por el intendente de La Araucanía, Andrés Jouannet; los generales de la IX Zona de Carabineros, Christian Franzani y Máximo Lira, y la gobernadora de Malleco, Andrea Parra.

“Esperamos que sea un año mucho más tranquilo, por el bien de todos los chilenos de paz que viven en esta región. Son la inmensa mayoría y no tiene que ver ni con el apellido, ni con ser de una etnia, de un pueblo originario, ni depende del lugar dónde viven”, señaló Burgos.

Sobre la finalidad de su visita, dijo que “tiene que ver con el deseo de vivir en una sociedad mucho más de paz, de crear condiciones de paz, de enfrentar los problemas pendientes, por cierto, eso nunca hay que esconderlo, pero eso se puede hacer en paz, en diálogo”.

La subcomisaría temporal de Pidima, perteneciente a la Prefectura de Malleco, se instaló en 2012 en el sector de Las Tijeras, y presta servicios policiales a las comunas de Ercilla, Angol, Collipulli, Victoria y Traiguén.

AUTOR: Pablo Sepúlveda
FUENTE: ATON / La Nación