El Estado de Chile y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) firmaron un acuerdo de cumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), emitido en marzo de 2014 y referente a radios comunitarias.

En el acuerdo suscrito, Chile se obliga a implementar una serie de medidas de reparación para el fomento de una radiodifusión libre e incluyente a la luz de sus compromisos.

La resolución surgió a partir del caso específico de la radio comunitaria Estrella del Mar de Melinka, en Región de Aysén, a la cual el municipio había suspendido la provisión de energía eléctrica. Debido a la situación de aislamiento de la isla, el suministro sólo es realizado a través de motores electrógenos, de propiedad y administración de la municipalidad de La Guaitecas.

En el recurso presentado ante la CIDH, la emisora alegó que la medida “se debió a la animosidad del alcalde en relación a la línea editorial de la radio” y estimó que “dicha discriminación comporta una violación de los artículos 13 (libertad de expresión) y 24 (igualdad ante la ley) de la Convención Americana”.

Según los denunciantes, la ONG Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), “el caso puso en evidencia el trato discriminatorio aplicado a la radio al afectar de manera arbitraria el suministro de energía eléctrica”.

En el momento en el que los hechos fueron denunciados ante la justicia internacional, la radio comunitaria Estrella de Mar de Melinka constituía el único medio no estatal de la isla y prestaba un importante servicio informativo a la comunidad, señalaron los acusadores.

“Por ello la arbitraria decisión del municipio de suspender la provisión de energía eléctrica a la radio se tradujo en una violación a la libertad de expresión de quienes usaban ese medio de comunicación”, señaló Cejil.

HITO DE LA CIDH

Esta es la primera oportunidad en la que la CIDH establece estándares, en lo contencioso, en relación con radios comunitarias.

“El acuerdo firmado es muy importante porque también pone de relieve un caso en el que, por primera vez, la CIDH hace foco en la realidad de las radios comunitarias“, afirmó la directora ejecutiva de Cejil, Viviana Krsticevic.

La Comisión se refirió a la censura indirecta, a la distribución estatal de bienes y recursos públicos y a la igualdad y no discriminación en el trato dado por el estado a las mismas.

Según Cejil, los criterios desarrollados en su informe por la CIDH no sólo tienen implicancias para el caso concreto y para Chile, sino también para otros contextos y situaciones en las que el ejercicio de la libertad de expresión puede verse afectado

AUTOR: Samuel Romo
FUENTE: La Nación/Agencias