El timonel de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, atribuyó el aumento de la desaprobación de la Presidenta Michelle Bachelet en la encuesta Adimark a que no supo dar un “golpe de timón” para enfrentar los temas de corrupción.

De acuerdo a la consultora, Bachelet se mantiene en 31% de aprobación, el más bajo de sus dos mandatos, mientras el rechazo escaló al 64%.

“La Presidenta desaprovechó la oportunidad para dar un golpe de timón y generar liderazgo. La pirotecnia de la reforma constitucional, que se puede compartir o no, fue inoportuna”, dijo el diputado RN en alusión a los anuncios de la Mandataria tras el informe de la comisión Engel donde dio líneas sobre un plan de probidad, pero al mismo tiempo puso fecha al inicio de un “proceso constituyente” con miras a una nueva Constitución.

“Este era el momento, donde el país exigía transparencia, mayor probidad y señales claras en esas materias y se optó por el anuncio de una reforma constitucional que dejó en segundo plano lo que la ciudadanía estaba reclamando: recuperar la confianza en sus autoridades”, indicó.

A juicio del parlamentario, “eso se refleja en que la evaluación del Gobierno sigue siendo negativa, e incluso aumenta su rechazo. La ciudadanía se aburrió de los fuegos artificiales y de que le vendan la pomada, aquí lo que la gente quiere son medidas concretas en un tema que está afectando fuertemente la confianza en las autoridades”.

AUTOR: Samuel Romo
FUENTE: La Nación