Cerca de un mes en paro cumplen esta semana los estudiantes de Derecho de la Universidad Central a causa de las eventuales irregularidades que han ocurrido con la convalidación de ramos de 400 jóvenes. A la movilización de alumnos de Leyes han adherido casi la totalidad de carreras del plantel y el movimiento se ha radicalizado en los últimos días con dos tomas consecutivas a la sede Almagro Norte de la casa de estudios.

La primera ocupación ocurrió la noche del domingo –los estudiantes fueron desalojados por Carabineros- y la segunda toma fue la noche de este martes. Un centenar de jóvenes ocupó a las 23 horas el campus y hasta la mañana de este miércoles no habían sido desalojados.

Alejandra Pichuante, vocera de los estudiantes convalidados de Derecho, dijo a La Nación que alrededor del 97% de las carreras del plantel se encuentran paralizadas y que se decidió ocupar nuevamente la sede Almagro Norte “para demostrar que pese al desolojo del lunes no nos sentimos derrotados”.

AMENAZAS

La dirigente añadió que en los últimos han recibido “amenazas” de parte de las autoridades. “En dos comunicados han señalado que harán uso de sus facultades” para restablecer el estado de derecho en el plantel.

“Se nos ha informado que podrían someternos al Tribunal de Conciencia de los Estudiantes”, indicó.

La vocera agregó que “estamos en estado de inflexión” y que es necesario que las autoridades de la universidad “conversen y no infundan el terror. No vamos a ceder a esas advertencias y amenazas”.

Los manifestantes piden que el rector Rafael Rosell les de una explicación sobre lo que ocurrió con las convalidaciones, las supuestas falsificaciones de actas y comisiones fantasmas. Y que también se constituya una mesa de trabajo para analizar las demandas de los alumnos.

MINEDUC

Según informó Pichuante, este martes en la mañana un grupo de estudiantes fueron recibidos por un asesor del Mineduc, quien les habría explicado que la indagatoria que cursa el ministerio en la universidad, por el caso convalidados, está en pleno desarrollo.

AUTOR: P.Sch.
FUENTE: Patricia Schüller G.