Lograr una cintura estrecha o de “avispa” es el sueño de muchas mujeres. Llegó recientemente al país una técnica –Quiropraxia Estética– que en pocas sesiones, y sin dolor, permite alcanzar este objetivo, además de reducir las caderas e incluso levantar los glúteos.

A través de distintas técnicas y movimientos el quiropráctico va corrigiendo la postura, ajustando aquellas zonas que más le interesan al paciente.

A diferencia  de los masajes reductivos, la Quiropraxia Estética es una técnica muscular, que tiene por objetivo llevar el músculo a su posición correcta.

Ligia Espinosa, profesional del Centro Médico y Estético Mediwell, dice que lo que más buscan los pacientes es moldear la cintura. “Con sólo tres sesiones y nada de dolor pueden disminuir entre 3 y 5 centímetros”, remarca.

El denominado “cierre de costillas” se trata de corregir con movimientos articulares la posición de la denominada costilla flotante. La manipulación, en forma de tracción, permite reubicarlas reduciendo centímetros, acomodando su postura y dejando una cintura contorneada, continúa la profesional.

CIRCULACIÓN SANGUÍNEA

Los resultados de la práctica, dependerá de las características de cada paciente. “Generalmente una persona sin sobrepeso logra reducir 5 centímetros de contorno; si tiene rollito lo puede hacer, pero podría durarle menos tiempo”, asevera.

Aunque la técnica se instauró hace algún tiempo en Chile poco se le ha dado importancia a otros  beneficios que ésta tiene, más allá de lo estético, añade Ligia Espinosa.

“Esta práctica no sólo contribuye a mejorar el aspecto físico, además mejora la circulación sanguínea y la postura corporal;  oxigena los tejidos y elimina toxinas”, completa.

Más Información:

Facebook: Consulta Médica Mediwell

AUTOR: Patricia Schüller G.
FUENTE: La Nación