El autor de la serie “Hermano de Jorel” revela que aunque el show nació como una tira cómica para adultos, agarró vuelo propio gracias a una gigantesca audiencia que se identifica con un noble abandono.

El creador de la serie Hermano de Jorel, Juliano Enrico, dice que la serie producida en Brasil y que cumple un mes al aire en Cartoon Network fue originalmente una tira cómica para adultos que se reía de los referentes de las últimas 4 décadas de cultura pop y la idiosincrasia latinoamericana a través de un niño al que nadie presta atención. Precisamente, tan opacado por la fama de su hermano mayor, nadie recuerda el nombre del Hermano de Jorel. Ni siquiera sus padres.

“Con el tiempo fui percibiendo que tenía el potencial de comunicarse con un público mucho mayor y transformarse en una serie de animación para toda la familia. El humor se volvió más sutil, pero no menos complejo”, dice Enrico sobre el show animado para niños de 7 a 11 años, que también puede ser vista por padres, hermanos mayores, tíos, abuelos e incluso esos primos segundos de los que nadie sabe el nombre, agrega.

Imagen foto_00000002Aunque ha dicho que algunos de los aspectos de la serie tienen que ver con su propia infancia, el autor cree exagerado decir que se trata de una historia autobiográfica. “Creo que toda ficción está basada en hechos reales, porque la imaginación es la forma en la que cada uno manipula la memoria propia. Eso fue lo que hice cuando transformé a mi familia en personajes, extrayendo elementos de fotografías y videos VHS. Casualmente, tengo un hermano súper popular de cabello sedoso, pero su nombre no es Jorel, es Jor-El. ¿Será que eso me convierte en el Hermano de Jorel? ¿O será que soy Nico? ¿O será que Jorel tenía otros hermanos?”, se pregunta.

Estos monitos son una coproducción del canal de cable y Copa Studio que llamaron la atención internacional al ser seleccionada el 2009 como un proyecto de Cartoon Network Brasil para producir nuevas animaciones nacionales en el país de carnaval. El hermano de Jorel tiene 9 años, usa botas de agua y es el hijo más pequeño de una excéntrica familia compuesta también por sus dos abuelas y el perro. Los relatos, rescatan las costumbres de Brasil y el resto de Latinoamérica, ha dicho el dibujante que se declara admirador de la veta ilustrada de Alejandro Jodorowski junto a Moebius.

Lambada, Chespirito y la lucha libre

“Hermano de Jorel explora temas universales, pero siempre mantiene elementos de la cultura latina como un diferencial interesante para los mercados de la TV fuera de la región. Tal vez, esto es de interés para Cartoon Network, no solo porque valoriza nuestra propia cultura, sino también como un show con el potencial de competir en el mercado internacional. Existe una fuerte influencia de la cultura de masas de los EEUU en prácticamente todo que hago, porque crecí viendo series y películas estadounidenses. Pero encuentro divertido reconsiderar esos clichés contextualizados en lo cotidiano de un niño latino viviendo con una familia latina en un país latino”, dice sobre esta nueva aldea global con barrios locales.

Imagen foto_00000003Enrico define algunas de éstas características como el camino del héroe norteamericano y las referencias visuales y conceptuales latinas como la lambada, Chespirito, las teleseries o la lucha libre mexicana, entre otras.

– ¿Qué temáticas crees que son culturalmente compartidas entre la infancia en Brasil y la del resto de Latinoamérica?
Creo que la idea de crecer a la sombra de alguien súper popular es universal, pero es posible que en Brasil y en toda América latina sea un sentimiento compartido con más fuerza que en otros países. Es como si América Latina fuera un Hermano de Jorel del mundo. Aun cuando haga cosas fantásticas, el hermano de Jorel, siempre será llamado “hermano de Jorel”. Podemos obtener logros fantásticos, pero somos siempre América Latina. Por supuesto que eso tiene también un encanto y hay una victoria en eso.

– Cuando creas caricaturas para niños, ¿qué proceso debes hacer para “actualizar” tu sintonía con la de los niños de hoy?
Somos muy conscientes de que los niños, principalmente los niños de hoy, saben bien si se está subestimando su inteligencia. Ellos perciben eso mejor que los adultos. Llegué a esa conclusión cuando era niño y quería ver dibujos animados que tuvieran algo que nunca había visto antes. A veces no entendía ciertas cosas, pero me gustaba la sensación de ir descubriendo ciertos significados escondidos. Entonces, primero tratamos de actualizar la sintonía con los niños que llevamos dentro y después con los niños de hoy. Ellos necesitan ver cosas que nunca ha visto antes, no al revés. Ese es nuestro trabajo.

La promo de la serie

 

SECCIÓN: Cultura y Entretención
AUTOR: CS
FUENTE: Carlos Salazar