Ricardo Toro, director de la Onemi, explicó que se puede calificar la situación como de tranquilidad por la baja actividad eruptiva que ha experimentado el Villarrica en las últimas horas.

El director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Ricardo Toro, calificó como tranquila la situación de la zona del volcán Villarrica, que la madrugada de este martes experimentó una erupción y dio un reporte sobre los principales aspectos de la gestión de emergencia.

Toro informó que hay 45 familias que permanecen aisladas en los sectores de Cerdúo Alto y Cerdúo Bajo, en la comuna de Pucón, por los daños producidos por el aluvión de agua que destruyó los puentes Coyuco y “Sin nombre”.

La autoridad señaló que las personas aisladas “no quisieron salir de la zona, se les entregó víveres para que permanecieran en ese lugar” y añadió que no obstante esta determinación “están los medios para evacuarlas cuando ellos lo estimen pertinente”.

Consultado para que definiera la situación actual en el área afectada, Toro dijo que “por la baja actividad eruptiva se puede hablar de una tranquilidad en la zona” y acotó que la amenaza está circunscrita a los 10 kilómetros alrededor del cráter del volcán.

En el caso del paso fronterizo Mamuil Malal, que conecta la región de la Araucanía con Argentina, el director de la Onemi dijo que se está prohibiendo el ingreso hacia el país, permitiendo solo el paso de quienes salen.

Y respecto a las carreteras que unen a Villarrica con Loncoche, Freire, Pucón y Licán Ray, la autoridad sostuvo que “están totalmente activas y pueden ser utilizadas por las personas ya que no están dentro del radio de acción donde está prohibida su circulación”.

SECCIÓN: País
AUTOR: C.M.
FUENTE: Nación.cl