Campesinos usuarios de Indap cuentan cómo han sido estas horas bajo la amenaza del proceso eruptivo del volcán. Algunos hasta tuvieron que pasar la noche en un cerro.

“Esperamos que esta pesadilla pase luego”. La frase de Rosalía Carimán, productora de quesos del sector Malloco Lolenco (entre Pucón y Villarrica) grafica la situación que se vive en la zona del volcán que hizo erupción la madrugada del martes 3 de marzo.

Imagen foto_00000005Carimán (en la foto) es una de las campesinas usuarias de Indap del área Villarrica, contactada en las últimas horas por el organismo gubernamental para monitorear su situación tras la actividad volcánica.

En la zona de Villarrica hay unas 150 familias emprendedoras que trabajan con Indap, como Rosalía, dedicadas especialmente a la ganadería, cultivos y al turismo rural.

“Nosotros estamos muy cerca del volcán. Pasamos harto susto anoche porque desde la casa se veían las erupciones del volcán. Hoy por la mañana, no sé si porque está iluminado pero se nota una aparente calma“, cuenta esta emprendedora.Imagen foto_00000006

En estos momentos, Indap está abocado a realizar un catastro más preciso respecto de la emergencia en el caso de estos campesinos, que habitan en sectores como Pino Huacho, Huaipir Seco, Huincacara sur y norte y Challupen Alto.

“Si bien hemos sentido por la prensa que la preocupación del Gobierno está todavía muy centrada en las zonas urbanas, se nos indicó desde Indap que ya están buscando soluciones a los probables problemas que por si acaso llegáramos a tener y que esperamos sean mínimos”, asegura por su parte Marisol Coñuequir, apicultora de Curarrehue, propietaria de Colmenares Trankurra (en la foto).

PASARON LA NOCHE EN EL CERRO

Pedro Vásquez, nacido y criado en la zona, se dedica especialmente al turismo rural con ascensos al Parque Nacional Villarrica y canopy en la zona de Pino Huacho. Cuando el volcán rugió, junto a otras familias debió escapar de sus casas y pasaron la madrugada en un cerro vecino.

“Estamos a 5 kilómetros del volcán. Estamos encima. Nosotros mismos sentimos el estruendo y bajamos, se veía muy preocupante. Escapamos a un cerro aquí en la zona. Al volcán le tenemos mucho respeto y esta vez yo creo que se viene fuerte”, cuenta.

SECCIÓN: Regiones
AUTOR: Samuel Romo
FUENTE: Nación.cl