La UDI continúa moldeando su ofensiva  tras recibir varios ataques por el caso Penta y, después de anunciar fiscalización internacional por el yate de Michelle Bachelet, ahora pone sus ojos en el financiamiento de las diputadas del Partido Comunista, Camila Vallejo y Karol Cariola.

El gremialismo ya inició una investigación acuciosa por aportes realizados desde Francia a las campañas de las parlamentarias según publicó La Tercera.

Las convocatorias en el extranjero fueron fechadas en mayo y junio del 2013, una de ellas en francés, y se realizaron a través de internet por una agrupación de chilenos exiliados en Francia. El objetivo y solicitud directa era colaborar económicamente con las campañas de Vallejo y Cariola.

Según consignó el matutino, los aportes se debían depositar en una cuenta del Banco Santander a nombre de Natalia Cuevas, asesora de Karol Cariola, y en el banco francés Crédit Agricole d’Ile-de-France, a nombre de David Rivas.

La indagatoria de la UDI busca esclarecer si existió apoyo económico de parte de extranjeros, lo que está prohibido, y cómo ingresaron los montos al país. 

AUTOR: Patricio Gutiérrez Villagrán
FUENTE: Nación.cl