Rapel se está reposicionando como un atractivo turístico imperdible olvidando su crisis en el 2011 con su renovado lago, convirtiéndose en un destino ideal para quienes residen en Santiago, ya que está ubicada sólo a 90 minutos de la capital.

Su cocina, y productos locales como el queso, los vinos y mermeladas, además del kayak, paseos en lancha y en bote, pesca, caminatas y montainbike son algunas de las atracciones recomendadas para los turistas.

Acá, las opciones que La Nación seleccionó en un recorrido por esta zona que también comprende las comunas de Las Cabras, La Estrella, Marchigüe, Pichidegua y Litueche.

El parque ecológico Llallaúquen es una opción que podrán disfrutar gracias al movimiento ambientalista de Rapel, quienes a base de proyectos han logrado crear un espacio donde cualquiera puede disfrutar de la naturaleza.Imagen foto_00000054

Algunas de las actividades que tienen son: cabalgatas, paseos en bote o en kayak, botes a pedales y el proyecto de un teatro ecológico hecho a base de neúmaticos y ladrillos ecológicos (botellas rellenas de bolsas plásticas).

Otra alternativa es el Marina Golf Rapel, uno de los espacios con cocina gourmet de la zona y otras entretenciones como canchas de tenis, motos de agua, golf, paseos en montainbike y paseos o espacio para lanchas.

En la granja de la lechería “Los Maitenes”, se realiza un tour por el lugar y se muestra al público cómo ordeñar una vaca, darle leche a los terneros, alimentar a los animales, y una explicación sobre la producción del manjar y los quesos.

Otras de las atracciones que no puede perderse son la artesanía en madera Las Cabras, el Vivero Babilonio, Artesanías de Marchigüe y Viñedos Marchigüe.

El plato fuerte

Una de las áreas por las que también se quiere posicionar Rapel es la cocina, con la creación de la Ruta Gastronómica y concursos que han destacado a la región por sus buenos platos.

En un estudio realizado por estudiantes de la carrera de Ecoturismo de la Universidad Andrés Bello (UNAB), los servicios de restaurantes fueron calificados como insatisfactorios y poco variados en su oferta. Para revertir esta magra situación, se entregaron herramientas para potenciarlos y luego, como resultado, se consiguió instalar esta deliciosas alianza culinaria.

Las opciones son variadas en cocina gourmet. El Marina Golf Rapel cuenta con un restorán que llama la atención por ser el único a orillas del lago. Otra alternativa es el Cueva del Conejo, que tiene como especialidad los mariscos; el Hotel Resort Marina Jardín del Lago llama la atención por su menú que incluye variedades vegetarianas, y no puede dejar de conocer la Residencial Histórica Marchigüe  y el Restaurante Buca Di Bacco.

INNOVADOR PROYECTO

El trabajo para el repunte de Rapel tiene mucho que ver con el proyecto de la UNAB lanzado en 2011, “Implementación de Soluciones Innovadoras Lago Rapel”. En asociación con el Gobierno Regional y Sernatur, la iniciativa tiene como objetivo la protección y conservación del lago y sus comunas aledañas.

“Nos parece que es un agrado que la universidad pueda responder a las desafíos que la sociedad le impone en este siglo XXI y qué mejor que en una zona que efectivamente ha hecho una apuesta liderada por su gobierno regional y de turismo“, comenta el director de la carrera, Humberto Rivas.

A su vez, la intendenta Morín Contreras, destaca de la Universidad Andrés Bello la capacidad técnica y conocimientos por ayudar a que una comunidad se organice y pueda pensar en el turismo como una forma de vida.

FUENTE: Constanza Uribe