La Presidenta Michelle Bachelet manifestó este miércoles su voluntad de poner suma urgencia al proyecto de ley sobre financiamiento y regulación de la actividad política para que el articulado sea despachado a más tardar en un mes desde el Congreso.

Así lo adelantaron los diputados independientes Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic, tras reunirse este miércoles con la Mandataria en La Moneda, oportunidad en la que le agradecieron que el Ejecutivo incorporara al proyecto varias de sus indicaciones presentadas antes de que saliera a la luz el denominado caso Penta y que apuntan a que fraude al FUT y el financiamiento ilícito de campañas electorales que tienen en vilo principalmente a la UDI.

“Le hemos pedido que se entregue a este proyecto de financiamiento la suma urgencia en marzo para que esto no quede aquí, no muera en el Congreso como ha hecho en el pasado, porque las empresas no donan en la política sino que invierten y por tanto no tienen ideas, tienen intereses”, indicó Mirosevic.

El legislador del Partido Liberal que representa al distrito compuesto por Arica, Putre, Camarones y General Lagos destacó la recepción de la jefa de Estado y el que les comentara que “que están discutiendo en el seno del Gobierno sobre algunas medidas, incluso que puedan ser un poco más fuertes como pérdida del en caso de comprobarse irregularidades en el financiamiento de las campañas”.

Añadió que la idea es que no se tramite más allá de un mes, razón por la que afirmó que “estamos dispuestos a presentar una indicación al respecto, el Gobierno está abierto a patrocinarla en un futuro y mientras nosotros presentaremos la indicación”.

A su turno el diputado de Revolución Democrática por Santiago enfatizó que “esta ley puede contribuir a no generar la duda en la sociedad sobre los intereses que representan”, a la vez puntualizó que “es fundamental” que el Servicio Electoral (Servel) cuente con más atribuciones para ejercer su rol a cabalidad en la fiscalización y sanción.

“Apoyar y saludar que el Gobierno haya hecho suyas las indicaciones que se levantaron en un principio y que las incorporó en un proyecto de y, con la coyuntura, añadiéndole una suma urgencia creemos que es una muy buena señal en estos momentos en que la credibilidad de los políticos está por el suelo”.

Respecto de Penta y el giro en el tono de discurso de la UDI al hablar primero de filtraciones sin admitir lo que ocurría y ahora pidiendo perdón y hablando de presuntas irregularidades indivuales de sus miembros, Jackson sostuvo que “no hubo una confesión sino que pillaron a través de correos electrónicos y la fiscalía detectó a través de su fiscalización, mecanismos irregulares las evidencias”.

En tal escenario el legislador “aquí no hay una actitud proactiva de transparencia o de coraje, sino más bien una reacción tardía respecto de una situación que nunca debió ocurrir”.

AUTOR: C.M.
FUENTE: Giselle Sauré