Los equipos de rescate también se enfocan en la recuperación de las cajas negras. “Si la cola del avión quedó invertida y la puerta de acceso a las cajas negras se encuentra en el fango, tendremos que perforar en el fondo, y eso será algo difícil”, explicó Supriyadi, uno de los responsables de las operaciones.

Los equipos de rescate en Indonesia extendieron este lunes su búsqueda en el mar de Java para hallar los cadáveres de las víctimas y los restos del avión AirAsia, que pudieron ser arrastrados por las fuertes corrientes.

En el noveno día de operaciones de gran magnitud llevadas a cabo por Indonesia con la ayuda de otros países para encontrar los cuerpos de las víctimas y restos del Airbus A320-200 que se precipitó al mar el 28 de diciembre, los responsables esperan que los buzos puedan alcanzar el fondo marino tras haberse enfrentado a condiciones difíciles en los días anteriores.

Tres nuevos cuerpos fueron hallados, por lo que son ya 37 los cadáveres recuperados, sobre un total de 162 personas que iban a bordo del aparato -155 indonesios, el copiloto francés, un británico, tres surcoreanos, un singapurense y un malasio-, que había despegado desde la ciudad indonesia de Surabaya hacia Singapur y afrontó pésimas condiciones meteorológicas antes de desaparecer de las pantallas de los radares.

“Esperamos que el tiempo hoy (lunes) sea bueno para que el ROV (vehículo submarino teledirigido) y otros instrumentos puedan ser utilizados, y que nuestros buzos puedan alcanzar de nuevo el fondo del mar”, declaró a la AFP S.B. Supriyadi, uno de los responsables de las operaciones .

El hombre espera que “todas las partes” del aparato puedan ser localizadas este lunes, mientras que los equipos de búsqueda hasta ahora encontraron cinco grandes trozos de la aeronave.

Hay una “alta probabilidad” de que una de estos trozos sea la “cola del avión”, declaró el lunes a la AFP Yayan Sofiyan, comandante del navío de guerra Bung Tomo

 ESPERANZA DE ENCONTRAR LAS CAJAS NEGRAS

Los equipos que realizan las operaciones en el mar utilizan hidrófonos para localizar las balizas acústicas y dos grabadoras de vuelo, esforzándose por encontrar las cajas negras, cruciales para determinar las causas del accidente.

Las búsquedas efectuadas en las costas de la isla de Borneo se extenderán hacia el este, puesto que las fuertes corrientes podrían haber arrastrado partes del aparato, indicó Supriyadi.

“Esperamos que las cajas negras sean encontradas lo antes posible. Si la cola del avión quedó invertida y la puerta de acceso a las cajas negras se encuentra en el fango, tendremos que perforar en el fondo, y eso será algo difícil”, explicó Supriyadi.

SECCIÓN: Mundo
AUTOR: Patricio Gutiérrez Villagrán
FUENTE: AFP