La iniciativa establece que la Casa Blanca deberá definir un listado de funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro que tendrán vetado el ingreso a Estados Unidos y sufrirán el congelamiento de eventuales activos. En el Senado se votará un proyecto similar y si es diferente al de la cámara baja deberán ir a una comisión especial.

El pleno de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó este miércoles a favor de un proyecto de ley para sancionar a funcionarios del Gobierno venezolano que estén vinculados con la violación de derechos humanos durante las protestas que vive el país desde febrero, informaron fuentes parlamentarias.

La cámara baja del Congreso estadounidense aprobó un paquete de sanciones que determina que el Gobierno defina un listado de funcionarios venezolanos que tendrán vetado el ingreso a Estados Unidos y sufrirán el congelamiento de eventuales activos en territorio estadounidense.

El texto fue defendido por legisladores de los dos partidos, el oficialista partido Demócrata y el opositor Republicano.

Un texto similar, que determina sanciones a funcionarios venezolanos, ya fue aprobado en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y aún deberá ser sometido al voto en la cámara alta del Congreso estadounidense.

En el caso de que los dos textos aprobados sean diferentes, deberán ser sometidos a una comisión que unificará las propuestas.

RESPUESTA A LOS “GRITOS VENEZOLANOS”

Imagen foto_00000012Al presentar el proyecto, la legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen dijo que era necesario “condenar los abusos a los derechos humanos en Venezuela y responder a los gritos de los venezolanos”, refiriéndose a los sectores opositores que llevan protestando más de 3 meses.

Las tentativas de poner fin a la crisis en Venezuela mediante el diálogo, dijo, “no han dado resultados, no generaron acciones, no hubo concesiones, y los inocentes aún son encarcelados”.

NO TOCA EL SECTOR PETROLERO

El legislador demócrata Joaquín Castro, a su vez, dijo que las 42 víctimas fatales durante las manifestaciones que comenzaron en febrero en Venezuela son una “absoluta catástrofe”.

De acuerdo con Castro, “no hay ningún mecanismo en esta ley que pueda afectar negativamente a los venezolanos comunes”.

El legislador puntualizó que el paquete de medidas aprobado “no toca el sector petrolero de Venezuela, o cualquier otra parte de la economía venezolana”.

El paquete de medidas brinda al Presidente Barack Obama “una gran flexibilidad para responder a eventos sobre el terreno en Venezuela” y la posibilidad de suspender las sanciones “en cualquier momento”.

Sanciones “detestables”

A pesar del apoyo legislativo a las sanciones, el Departamento de Estado ya dejó claro en varias oportunidades que consideraba las sanciones una “opción”, pero que prefería impulsar el diálogo entre las partes enfrentadas en Venezuela, el que está siendo acompañado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Asimismo, el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ya había calificado la posibilidad de sanciones como un “evento detestable”.

Con nuestro país no debe meterse nadie (…) No tiene que venir este Congreso (de Estados Unidos) o algunos de sus senadores o congresistas a meterse en los asuntos de Venezuela”, dijo Maduro durante una reciente reunión con altos funcionarios de su gobiernos.

SECCIÓN: Mundo
AUTOR: María E. Durán
FUENTE: AFP, EFE