Los acápites incorporados al texto tienen relación con los contratos de trabajo, que deberán contener las tareas a realizar y el domicilio específico donde se prestarán los servicios, el establecimiento de la obligación del empleador de registrar el contrato en la respectiva Inspección del Trabajo y la regulación del descanso mensual.

Una serie de medidas destinadas a mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras de casa particular, envió este miércoles al Parlamento la Presidenta Michelle Bachelet.

Las modificaciones del Boletín 8292-13 tienen que ver con los contratos de trabajo, éstos deberán contener las tareas a realizar y el domicilio específico donde se prestarán los servicios; el establecimiento de la obligación del empleador de registrar el contrato en la respectiva Inspección del Trabajo, para facilitar la fiscalización; y la regulación del descanso mensual para quienes viven en el domicilio del empleador, dando obligatoriedad al descanso dominical y cuatro días adicionales cada mes.

Hoy estamos dando un paso más, de cara a un grupo que históricamente ha visto vulnerados sus derechos. Incluso, en un contexto de mayores derechos laborales, este grupo quedó una y otra vez fuera de las reivindicaciones. Me refiero a las trabajadoras de casa particular”, expresó la Mandataria en compañía de la ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco.

Recalcó que a 24 horas de conmemorarse el Día de los Trabajadores, “estamos aquí para reiterar nuestra voluntad y decisión de promover la ampliación de derechos laborales de todos y todas quienes cada día contribuyen a la marcha de nuestra patria”.


CONVENIO OIT

En la ceremonia a la que asistieron mujeres que se dedican a estas labores, la Jefa de Estado también comunicó el inicio del proceso de ratificación del Convenio N° 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre trabajo decente para empleados y empleadas domésticas.

Establece que éstos tienen los mismos derechos básicos de otros empleados como jornadas razonablesdescanso semanal de al menos 24 horas consecutivasinformación clara sobre condiciones laboralescobertura básica de Seguridad Social y respeto a los derechos fundamentales.

En su intervención, la gobernante puso énfasis en que para ella “esto es cumplir un compromiso de campaña, un compromiso muy especial, porque dado los avances que habíamos hecho en mi Gobierno, y como directora de ONU Mujer, estuve presente en Ginebra trabajando para que este convenio fuera una realidad”.

Para este proceso, integrarán la consulta representantes de la Confederación de la Producción y del Comercio; de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa; de la Central Unitaria de trabajadores; de la Central Autónoma de Trabajadores y de la Unión Nacional de Trabajadores. 

Para concretar la ratificación, el Artículo 19 de la Constitución de la OIT, prescribe que todos los Estados miembros se comprometen a remitir todos los convenios y recomendaciones a las autoridades nacionales competentes que tengan la facultad de legislar, por lo que el último trámite es que sea aprobado por el Parlamento.

“Lo que estamos haciendo es reivindicar la idea de que en nuestro país no pueden existir trabajadores y trabajadoras de primera y de segunda categoría. Hemos dicho que vamos a enfrentar la desigualdad en todas sus formas y es parte de esa misión terminar también con las diferencias y abusos en el mundo del trabajo”, subrayó Bachelet.

Al finalizar sus palabras, la Jefa de Estado resaltó los compromisos de su Gobierno con la creación de más y mejores empleos, además del impulso de los derechos colectivos de los trabajadores, apoyando la negociación colectiva y respetando la libertad sindical, conforme a normas y convenios que Chile ha ratificado en materia laboral.

SECCIÓN: País
AUTOR: C.M.
FUENTE: Giselle Sauré