Empresa de telecomunicaciones del multimillonario mexicano Carlos Slim subió a su perfil de la red social una broma que para muchos no tiene nada de gracioso: “El ‘no’ de las mujeres proviene del latín ‘rogame un poquito más’”. Ante esto fue emplazada por el ministro de Educación quien le exigió retirar el mensaje “tan grotesco” y pedir disculpa, lo que la firma acató rápidamente.

La empresa de telecomunicaciones Claro se vio envuelta este lunes en una polémica en Costa Rica que llegó a involucrar a una alta autoridad del país, tras subir una broma de corte machista en su perfil de Twitter.

“El ‘no’ de las mujeres proviene del latín ‘rogame un poquito más’”, dijo Claro Costa Rica en su cuenta de Twitter, una broma que inmediatamente desató acusaciones de machismo contra la empresa del multimillonario mexicano Carlos Slim.

DISCULPAS

Incluso el ministro de Educación de Costa Rica, Leonardo Garnier, intervino en la polémica una hora después de la publicación con un llamado a retirar el mensaje.

“@Claro_CostaRica ¿podrían por favor retirar ese tuit tan grotesco y, de paso, pedir disculpas?”, escribió Garnier en su cuenta de Twitter (@leogarnier).

La empresa acató el llamado del ministro con un comunicado divulgado por sus redes sociales en el que se disculpó por el polémico mensaje que -según dijeron- “no refleja nuestra filosofía ni valores”.

“Claro Costa Rica ofrece una disculpa pública a toda la comunidad nacional por la divulgación que hicimos este domingo 27 en una de las redes sociales. Estamos profundamente apenados y lamentamos esta situación”, escribió la empresa en el comunicado.

ESTEREOTIPOS DE LA CULTURA MACHISTA

En tanto, la Defensoría de los Habitantes del país señaló en un comunicado que “no puede dejar de manifestar la preocupación que deriva de la responsabilidad que tienen los operadores de telecomunicacones en nuestro país, quienes lejos de reproducir estereotipos y mensajes simbólicos de una cultura machista, deben apostar a cambios culturales que reflejen la dignidad de las mujeres en la toma de sus decisiones”.

“De tal forma que la decisión de las mujeres de un no es un no, el cual es un claro límite y no puede llamar a confusión. Legitimar un discurso social que discrimina a las mujeres y que genera violencia no se puede hacer en uso de criterios de autoridad, dado que sólo encuentra fundamento en un estereotipo sobre la debilidad de las mujeres y la superioridad de los otros”, agregó.

SECCIÓN: Mundo
AUTOR: María E. Durán
FUENTE: AFP, EFE